Tu navegador no está actualizado. Tienes conocidos fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprende cómo puedes actualizar tu navegador.

La problemática

En Barcelona hay casi 3.000 personas sin hogar

¿Cómo se llega a la calle?

Una persona no acaba en la calle de un día para otro, su situación se va deteriorando con el tiempo. Tampoco hay una única causa. Los motivos son muchos y variados: algunos dependen de la propia persona y otros tienen que ver con la sociedad en la que vivimos.

Motivos que llevan a una persona a la calle

Estructurales Relacionados con el proceso económico, el mercado inmobiliario y los movimientos migratorios.
Institucionales Relacionados con los servicios sociales, los mecanismos de ayuda y los procedimientos institucionales.
Relacionales Relacionados con la situación familiar (por ejemplo, un divorcio o la muerte de un familiar).
Personales Relacionados con la educación, la edad, la dependencia y la salud.
Discriminación o ausencia de un estatuto legal Relacionados con las situaciones particulares que pueden vivir los inmigrantes y algunas minorías, como la comunidad romaní.
A nivel del Estado español, el Instituto Nacional de Estadística publicó a finales de 2012 una encuesta sobre personas sin hogar hecha en centros de alojamiento y restauración, que preguntaba sobre los motivos que llevan a las personas a la calle. Destacaban:
45% la pérdida del trabajo
26% no poder hacer frente al pago del alojamiento
21% la separación de su pareja

 

Cifras y situación

En la Unión Europea hay 30 millones de ciudadanos que no disponen de un alojamiento digno, de los cuales 410.000 no tienen hogar.

persones-sense-llar-ue

En España, por cada 100.000 habitantes hay, como mínimo, 71 personas sin hogar. En 2012 se han contabilizado 23.000 personas sin hogar atendidas en los centros asistenciales de alojamiento y restauración. Si tomamos de referencia la clasificación europea ETHOS, que entiende que estar sin hogar incluye más situaciones que la de dormir al raso, en el Estado español hay más de 1,5 millones de personas sin hogar, según datos de la Fundació Foessa.

En Cataluña, unas 37.000 personas tienen graves problemas de alojamiento, de las cuales más de 11.500 no tienen hogar, según datos oficiales.

En Barcelona hay cerca de 3.000 personas sin hogar. La Red de Atención a Personas Sin Hogar afirma que 900 personas duermen directamente en la calle, 600 en asentamientos irregulares y el resto depende de los recursos públicos y privados existentes para pasar la noche.