Tu navegador no está actualizado. Tienes conocidos fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprende cómo puedes actualizar tu navegador.

Acogida

  • Acogida
  • Acogida
  • Acogida
  • Acogida
  • Acogida
  • Acogida
  • Acogida

Una persona se queda en la calle porque sus vínculos se han roto. Por eso es importante una primera acogida donde se sienta afectada por un problema y no un número ni culpable de su situación, que respete su intimidad y la oriente hacia los recursos que puede utilizar.

El posicionamiento de Arrels

Es necesario disponer de espacios de acogida que ofrezcan tranquilidad a las personas y donde puedan sentirse seguras. Los servicios de acogida deberían ser espacios con actividades significativas, que puedan ayudar a la persona sin hogar a transformar su situación. También hay que garantizar el derecho de las personas a empadronarse sea cual sea su situación legal y a ser preservadas de situaciones de violencia, entre otros.

El contexto...

Una visión rápida de la situación en Barcelona

No hay consignas públicas donde las persones que lo necesiten puedan dejar sus cosas.
Existen albergues de acogida temporal municipales donde se puede ir sin cita previa.

Lugares públicos que orientan hacia una primera acogida

Si la persona está empadronada es necesario ir a los Servicios Sociales del barrio.
Si la persona no está empadronada es necesario ir al Servicio de Inclusión Social (SIS) de Barcelona.
Acogida

Y Arrels, ¿cómo hace la primera acogida?

Un espacio de acogida y relación

La persona que por primera vez llega al centro de día de Arrels encuentra a un voluntario o voluntaria que le da la bienvenida y a un educador que se interesa por su situación. Este primer encuentro puede resultar en una ducha, en buscar una habitación para dormir, dar una manta para pasar la noche en la calle, facilitar información de otros recursos donde ayudarán mejor a la persona...El objetivo es crear confianza, conocer las necesidades de la persona y restablecer lazos. En el centro de día la persona puede participar en actividades, charlar con otros compañeros o, simplemente, descansar durante un rato.

Servicios higiénicos

Ducharse, afeitarse y cambiarse de ropa significa sentirse bien por fuera y por dentro para una persona que vive en la calle o que duerme en una habitación de alquiler sin agua caliente. En 2015, 1.366 personas utilizaron los servicios higiénicos de Arrels; 666 personas se ducharon y 143 los servicios de peluquería.

Un lugar donde dejar las cosas

Cuando una persona duerme en la calle o debe dejar la habitación de realquiler en la que vive necesita un lugar seguro donde guardar sus cosas y la documentación. Arrels ofrece una consigna para que quien lo necesite deje sus cosas, en 2015 la utilizaron 420 personas.

Facilitar la comunicación

¿Dónde recibe una carta una persona que vive en la calle? ¿Y cómo hace para recibir llamadas o buscar la información que necesite por internet? Arrels ofrece un servicio de buzón, mediante el cual las personas que acompaña y que no tienen domicilio fijo pueden recibir la correspondencia. También ofrece un espacio donde poder recibir llamadas telefónicas y conectarse a internet. Durante el año 2015 recibieron correspondencia 317 personas.