Tu navegador no está actualizado. Tienes conocidos fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprende cómo puedes actualizar tu navegador.

Alimentarse

  • Alimentarse
  • Alimentarse
  • Alimentarse
  • Alimentarse
  • Alimentarse

La alimentación adecuada es un derecho fundamental recogido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. También se recoge en el artículo 25 de la Constitución española y en la Carta Social Europea, firmada pero no ratificada por parte del Gobierno español.

El posicionamiento de Arrels

Arrels considera que todas las personas deberían tener garantizado el derecho a la alimentación y que el lugar idóneo para que las personas se alimenten es su casa. En el acceso a los alimentos y a las ayudas alimentarias se deben evitar formas que estigmaticen a las personas que reciben estos alimentos, como las colas en las puertas de los comedores públicos o privados.

El contexto...

Alimentarse
  • En Barcelona hay comedores sociales en todos los distritos de la ciudad que ofrecen comida caliente para comer. El reto pendiente es ofrecer cena caliente para todo el mundo que lo necesite.
  • Más de 10.400 personas pasaron por los comedores sociales del Ayuntamiento de Barcelona en 2012. Son personas sin hogar, que viven en viviendas donde no pueden cocinar o que no tienen ingresos suficientes.
  • Las personas que viven en la calle no se mueren de hambre pero no tienen una alimentación sana, equilibrada y que les garantice un buen estado de salud.

Y Arrels, ¿qué hace para garantizar el derecho a la alimentación?

El comedor social

Arrels tiene en marcha un comedor social que ofrece la posibilidad de desayuno, comida, merienda y cena a las personas atendidas por la entidad. Las dietas tienen en cuenta la salud de las personas y sus convicciones religiosas. En 2015, se sirvieron más de 87.471 menús.

Mi carrito

Una vez por semana las personas que viven en los pisos de Arrels pasan por el comedor social a recoger alimentos. La idea es fomentar su autonomía y promover que cenen y desayunen en casa.

Aprendo a cocinar

Aprender a cocinar platos sencillos, compartir un buen rato con compañeros de otros pisos y recuperar habilidades domésticas es el objetivo del taller de cocina que, una vez a la semana, se hace en uno de los pisos de Arrels.

¿Desayunamos juntos?

Vivir en la calle significa sufrir desórdenes alimentarios importantes que, en el proceso de mejora de las personas, se intentan ordenar. Por eso se promueve que las personas vuelvan a hacer tres comidas diarias y se fomenta el hecho de desayunar juntos: con los compañeros de los pisos de Arrels, con los residentes del hogar Pere Barnés y entre los participantes del taller prelaboral de la entidad.

Vales para ir a comer

Algunas personas atendidas prefieren comer o cenar caliente en bares y restaurantes del barrio. Para cubrir esta demanda, Arrels proporciona vales.

¿Con quién ceno esta Navidad?

Desde hace años, Arrels celebra la noche de Navidad con una cena en la que participan personas sin hogar, voluntarias y trabajadoras. A todos nos gusta comer o cenar en compañía y aún más en fechas señaladas como Navidad.