Tu navegador no está actualizado. Tienes conocidos fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprende cómo puedes actualizar tu navegador.

Objetivo

Nadie durmiendo en la calle

¿Qué queremos?

Los miembros de Arrels somos personas que queremos que nadie duerma en la calle. Desde 1987 hemos acompañado a más de 9.000 personas sin hogar en su camino hacia la autonomía, ofreciendo alojamiento, alimentación y atención social y sanitaria. Contamos con el apoyo de 47 personas contratadas, unas 400 personas voluntarias y 4.000 donantes que hacen posible llevar a cabo los programas de actuación.

Arrels tiene como objetivo

  • Atender a las personas sin hogar que se encuentran en las fases más consolidadas de exclusión para que vuelvan a ser lo más autónomas posible.
  • Sensibilizar a la ciudadanía sobre la realidad de las personas sin hogar.
  • Denunciar situaciones injustas y aportar propuestas que ayuden a transformar la realidad de exclusión social.

Los valores que nos mueven

  • La voluntariedad
  • La personalización
  • El respeto
  • El acompañamiento
  • La dignidad
  • La autonomía personal

¿Cómo trabajamos?

La experiencia y el contacto diario con las personas sin techo ha significado desde el principio nuestra manera de atender a las personas y de afrontar las causas que generan el hecho de quedarse sin hogar.
De nuestra manera de hacer destaca especialmente que…

Abordamos situaciones pero también las causas. Estamos junto a las personas sin hogar, promoviendo su autoestima y confianza y garantizando que, cuando decidan salir de la calle, tendrán cubiertas las necesidades básicas. Al mismo tiempo, trabajamos para explicar a la sociedad las causas que provocan que una persona se quede en la calle y posibles propuestas de mejora.

Atendemos a las personas desde un punto de vista integral, respetando sus ritmos, sin imponer, fomentando su participación y toma de decisiones en su proceso de mejora, y fomentando la reducción de daños. La persona es el centro de cualquier intervención.

Somos una entidad en la que todos aportan. Las personas sin hogar aportan conocimiento desde su experiencia y visión crítica, el equipo de voluntariado permite crear nuevos vínculos con las personas más vulnerables, y el equipo de trabajadores añade la pericia técnica y la continuidad de los procesos.

Apostamos por la innovación social. Nos gusta fijarnos en proyectos e iniciativas de otros países enfocados a las personas sin hogar para aprender nuevas formas de actuación y adaptarlas.

Somos independientes. El hecho de contar con una base social amplia que nos apoya facilita nuestra capacidad crítica con aquellas visiones del fenómeno sin hogar ancladas en el pasado y que lo tienden a perpetuar, y nos da seguridad y libertad de actuación.