Tu navegador no está actualizado. Tienes conocidos fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprende cómo puedes actualizar tu navegador.

Actualidad


carrer

Desalojar a las personas que duermen en la calle solo traslada el problema

Personas que duermen en la calle nos cuentan estos días que han tenido que cambiar el lugar donde dormían a petición de la Guardia Urbana de Barcelona. Otros comentan que, a menudo, las despiertan a primera hora de la mañana para que se levanten. Desde Arrels pedimos al Ayuntamiento actuar desde la perspectiva de derechos y recordamos que la Ordenanza de Civismo no se puede aplicar de la misma manera para todo el mundo porque las personas sin hogar no tienen alternativa.

AcampadaporDerechos

Tener que dormir en la plaza Cataluña para hacerse visible

Vivir en la calle es una realidad que suele pasar desapercibida y que a menudo recibe miradas cargadas de prejuicios. Estos días, sin embargo, un grupo de personas que duermen en la calle son noticia y están en boca de los grupos políticos. ¿El motivo? Se han instalado en la plaza Catalunya de Barcelona y reclaman derechos en primera persona; una oportunidad para visibilizar lo que hasta ahora era invisible y recordar que desde la administración municipal se pueden implementar acciones y políticas efectivas para que en Barcelona nadie tenga que dormir en la calle.

img_0143

Personas sin hogar en Barcelona: ¿quiénes son y cómo son de vulnerables?

Las noches del 6, 7 y 8 de junio de 2017 salimos por las calles de Barcelona para entrevistar a personas que duermen al raso y saber cómo es de vulnerable su situación. De las 1.026 personas que sabemos que viven en la calle localizamos a 905 y, de éstas, 358 quisieron responder nuestras preguntas. El 75% sufre una situación bastante o muy vulnerable y el 31,6% afirma haber sido víctima de agresiones físicas y/o verbales.

allotjament_2017

Propuestas sobre la vivienda en Barcelona para que nadie duerma en la calle

En Arrels hemos invertido el 54,35% del presupuesto de 2017 en alojamiento y apoyo social. Con este dinero, hemos garantizado vivienda estable a 248 personas en distintos recursos según sus necesidades. Estas personas se incluyen dentro de las 2.006 que pasan la noche en recursos públicos y privados de la ciudad. Pero todavía queda un reto importante porque en Barcelona hay 1.026 personas durmiendo al raso y se necesitan soluciones residenciales para que ninguna de ellas tenga que dormir en la calle.

Más allá de la Operación Frío

Una mirada integral más allá del frío

Estos días nos preocupa cómo afecta el frío a las personas que duermen en la calle pero hay que ampliar la mirada. Vivir en la calle significa una vulneración continuada de derechos, en invierno y durante todo el año. Deberíamos ser capaces de ofrecer alternativas a largo plazo: vivienda a precio asequible para todos. Mientras, y como solución a corto plazo, proponemos abrir espacios de proximidad por toda la ciudad.