El Síndic de Greuges (Defensor del Pueblo) de Cataluña advertía en 2013 que, en Cataluña 193.000 hogares no pueden hacer frente a los gastos de la luz ni mantener su casa a una temperatura adecuada. Este problema lo viven algunas personas acompañadas por Arrels y que, después de vivir en la calle, han accedido a pisos, a su nombre, a través del Patronato de la Vivienda.

Son pisos con calefacción eléctrica y a los que hay que sumar otras situaciones: por un lado, potencias demasiado elevadas y contratadas por desconocimiento que encarecen las facturas y, por otro lado, que las personas que viven en los pisos cobran pensiones de 400 euros al mes y el coste de la factura les supone un 9% de sus ingresos.

Desde Arrels les damos apoyo proporcionando mantas eléctricas, asesorando sobre el ahorro energético y tramitando ayudas sociales para reducir el coste de la luz.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *