En 2012, Arrels atendió a 1.287 personas, un 23% más que en 2007. De todas las personas atendidas, 454 llegaron a la entidad por primera vez. Las cifras preocupan porque se trata de personas que llegaron a la calle hace tiempo y que necesitan mucho apoyo, gente cada vez más joven y muchas personas en situación irregular.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *