La crisis derivada de la Covid-19 ha evidenciado, durante el 2020, la importancia de tener un hogar y ha empeorado las condiciones de las personas que viven en la calle. Desde Arrels, hemos atendido a más de 2.600 personas sin hogar en Barcelona, ​​una cifra superior a la de 2019. El equipo de calle ha intensificado, durante el 2020, las visitas a personas que viven al raso y hemos detectado un aumento de la preocupación ciudadana por la problemática.

Descarga la memoria de Arrels 2020 en PDF.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *