En 2010, el diseñador Curro Claret contactó con el taller de Arrels con una propuesta: aprovechar una sencilla pieza metálica diseñada por él para construir mobiliario. Desde entonces, varias personas vinculadas a Arrels han participado en la fabricación de bancos, taburetes, lámparas y otro tipo de mobiliario.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *