1.026 personas duermen cada día en la calle en Barcelona. Con la llegada del frío se activan algunos recursos temporales para ofrecer un lugar en el que la gente pueda dormir sin estar expuesta a las bajas temperaturas. Los recursos habilitados, sin embargo, no ofrecen una alternativa para todo el mundo. Respondemos algunas preguntas frecuentes.

¿Qué se activa en Barcelona para las personas sin hogar cuando llega el frío?

Entre los meses de noviembre y marzo, abre el Centro de Atención Nocturna de Emergencia (CANE). Se trata de un recurso temporal y de estancia limitada que ofrece 70 plazas y en el que las personas pueden estar entre las 20h y las 8h, así como cenar, dormir y desayunar.

La dirección del CANE es Pasaje Dos de Mayo nº17-25 y se puede ir directamente. El resto de centros de acogida y de acceso libre de la ciudad también seguirán abiertos. Aquí encuentras más información.

¿Y si la temperatura baja de los 0 grados?

Cuando el termómetro baja de los 0 grados, Protección Civil activa la fase 2 de la Operación Frío. A la práctica, en Barcelona, esto significa ofrecer más plazas abriendo otro recurso, el Centro de Urgencias y Emergencias Sociales de Barcelona (CUESB). Se trata de un centro con 108 plazas.

El CUESB está en la calle Llacuna nº25 de Barcelona y su teléfono es el 900 703 030. Más información.

¿Qué puedes hacer estos días si ves a una persona durmiendo en la calle?

Si estos días ves a una persona durmiendo en la calle en Barcelona, le puedes explicar que se ha puesto en marcha el operativo para el frío. Puedes pasarle la dirección del Centro de Atención Nocturna de Emergencia (Pasaje Dos de Mayo nº17-25, Barcelona) y también las direcciones de los albergues municipales: Zona Franca (c/Número 60), Nou Barris (c/Marie Curie, 20) y Sarrià (c/Císter, 20).

Si quieres, le puedes comentar que en Barcelona existe el Servicio de Inserción Social, que atiende específicamente a personas que duermen en la calle en la ciudad. Está en el Paseo Pujades nº29 y se puede ir directamente. También puedes dar a la persona la dirección de Arrels, para que venga y la podamos asesorar. Más información.

¿Por qué algunas personas no quieren ir a los recursos?

A veces ocurre que las personas que duermen en la calle no quieren ir a estos espacios que se habilitan durante los días de frío. Los motivos son varios: por un lado, no se trata de soluciones definitivas sino temporales y muchos de estos recursos se encuentran en barrios poco céntricos de la ciudad, lo que para las personas supone tener que caminar largas distancias.

Por otro lado, pueden aparecer reticencias porque la persona tiene que compartir espacios con otras personas desconocidas y no se ofrece suficiente intimidad y privacidad; también en el caso de las personas que van acompañadas de un animal y con el que no pueden acceder. Además, juega un papel importante la confianza y los vínculos que se han construido con la persona, especialmente en el caso de las personas que viven en la calle de manera cronificada. Lee más motivos aquí.

En cualquier caso, actualmente en Barcelona no hay suficientes recursos de alojamiento para las 1.026 personas que duermen en la calle.

Y desde Arrels, ¿qué hacemos?

Durante estos meses de frío, desde Arrels seguiremos abriendo los recursos y servicios que ya tenemos en marcha – como el centro abierto y el Piso Zero – teniendo en cuenta esta situación añadida de vulnerabilidad.

En el centro abierto, que habitualmente ofrece servios higiénicos, de ropa y de consigna, estos días estamos recibiendo más demandas de mantas, chaquetas y ropa térmica. También hemos detectado que hay personas que se quedan más tiempo en nuestro espacio porque huyen del frío y se está orientando hacia los recursos habilitados a las personas que nos preguntan. Los equipos de calle de la entidad también están informando a las personas que visitamos habitualmente.

En este sentido, queremos aprovechar los recursos de alojamiento que ya tenemos en marcha para ofrecer algunas camas más durante los días de frío a las personas conocidas por el equipo de calle de la entidad que pasan la noche al raso y que tienen un grado de vulnerabilidad más elevado.

¿Qué se debería hacer a nivel de ciudad?

Hace un año que en Arrels pusimos en marcha el Piso Cero, un recurso de baja exigencia, pequeño y atemporal que se dirige a personas que viven en la calle de manera muy cronificada y que no han encontrado cabida a ningún otro recurso. Un año después, la experiencia nos dice que este tipo de recursos funcionan porque se adaptan más a la persona y a sus necesidades. Hace unas semanas, además, hemos abierto un nuevo recurso que también se fija en las personas más cronificadas y ofrece espacios que garantizan la intimidad.

En este sentido, apostamos para que se abran más espacios similares en todos los barrios de Barcelona, ​​de baja exigencia, reducidos y no masificados y que no pongan un tiempo límite de estancia para la persona. Entendemos esta alternativa como la mejor de las peores existentes y creemos que podría ofrecer un lugar digno para muchas de las personas que ahora viven al raso.

También hay que seguir apostando por la vivienda pública y facilitar que las personas que duermen en la calle puedan acceder a ella. Actualmente es un hecho que no se da en Barcelona a través de los circuitos habituales de acceso a vivienda pública ni tampoco a través de los que existen específicamente para personas en situación de vulnerabilidad. Aquí tenéis más información.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *