Propuestas para los políticos catalanes para hacer posible #nadiedurmiendoenlacalle


En Arrels estamos convencidos que es posible lograr que nadie tenga que dormir en la calle y, para hacerlo realidad, necesitamos que los representantes políticos también se convenzan. Con motivo de las elecciones al Parlament de Cataluña, instamos al arco parlamentario resultante a implicarse en la lucha contra el sinhogarismo.

¿Cuántas personas duermen en la calle en Cataluña? ¿Se apuesta por recursos de urgencia o por los que garantizan alojamiento estable? ¿Qué apoyo se dará a los municipios para que atiendan a las personas que viven en la calle?

En septiembre de 2015 hacíamos estas preguntas a los candidatos políticos que se presentaban a las elecciones al Parlament catalán y, dos años después, las volvemos a repetir porque aún no tenemos respuesta.

La realidad de las personas sin hogar sigue siendo invisible en Cataluña y para abordar la problemática se necesitan políticas que tengan en cuenta los derechos de las personas y que miren a largo plazo. En este sentido, destacamos tres retos y hacemos tres propuestas a los partidos.

1

Saber cuántas personas duermen en la calle en Cataluña

  • El punto de partida. Para abordar la realidad del sinhogarismo, es necesario saber cuántas personas se encuentran en esta situación. Los últimos datos en el ámbito catalán las publicó la Agencia Catalana de la Vivienda en 2014 y hablan de 48.454 casos de mal alojamiento, 5.433 de los cuales corresponen a personas sin hogar que duermen habitualmente en la calle. En 2016 y 2017, siete municipios catalanes han realizado recuentos para saber cuántas personas duermen al raso y se ha contabilizado a 1.301 personas.
  • ¿Qué proponemos? La aprobación de una ley para realizar recuentos anuales a nivel catalán y saber, de manera continuada, cuántas personas duermen en la calle. En países como Canadá ya se hace y en otros como Inglaterra la normativa pide recoger anualmente los datos existentes.

2

Vivienda estable y con apoyo a la persona

  • El punto de partida. Desde hace unos años, diferentes ciudades y países europeos apuestan por un modelo de atención a las personas sin hogar que tiene como punto de inicio el acceso a una vivienda estable ofreciendo a la persona el apoyo que necesite. En Barcelona, Arrels empezó a impulsar este modelo hace tres años y en los últimos dos años también se ha llevado a cabo desde la administración. En el resto de Cataluña se ha empezado a implementar en Girona y Lleida aunque en la mayoría de casos se sigue apostando por recursos que no miran a largo plazo.
  • ¿Qué proponemos? El Gobierno de la Generalitat que resulte de los comicios del 21 de diciembre debería impulsar el modelo Housing First como herramienta efectiva para que nadie tenga que vivir en la calle. En el ámbito catalán, el Gobierno debería hacer de paraguas informando, ofreciendo formación y ofreciendo recursos y herramientas a nivel local.

3

Atención a la persona desde el ámbito local

  • El punto de partida. La Ley de Servicios Sociales dice que los municipios y consejos comarcales con más de 20.000 habitantes deberían dar respuesta a las personas que en situación de vulnerabilidad a través de los servicios sociales y recursos como comedores y alojamiento temporal. Debido a la falta de recursos, y en ocasiones de información sobre la problemática, a menudo se recomienda a las personas que duermen en la calle ir a otras ciudades más grandes, como Barcelona y otros municipios. Esto solo significa trasladar la problemática en vez de resolverla.
  • ¿Qué proponemos? Las personas que viven en la calle deberían poder ser atendidas desde el ámbito local para evitar un desarraigo mayor. Se trata de una responsabilidad local por la que el gobierno catalán debería velar con leyes y presupuestos adecuados, mirando más allá de los recursos de urgencia.

¿Qué dice la ley y qué estamos haciendo en Cataluña?

En Cataluña no existe ninguna ley ni ningún plan específico para dimensionar y abordar la realidad del sinhogarismo. La problemàtica se reconoce en la Ley catalana del derecho a la vivienda, que habla de diferentes situaciones de sin hogar y que, en el artículo 73, insta a los municipios de más de 5.000 habitantes a hacer efectivo el derecho a la vivienda reservando el 15% de todas sus viviendas a políticas sociales. Actualmente, esta meta aún queda muy lejos.

Desde el año 2010, la Ley de Servicios Sociales también obliga a las administraciones locales –los municipios de más de 20.000 habitantes- a atender a las personas sin hogar. Esta atención se desarrolla a través de los servicios sociales, básicamente con recursos de comedor o de alojamiento de carácter temporal o de urgencia.

En este contexto, en los últimos dos años se han hecho pequeños pasos para construir lo que será la Estrategia Integral para Abordar el Sinhogarismo en Cataluña, impulsada por la Generalitat de Cataluña con el apoyo de la administración local y entidades sociales. En el marco de esta estrategia sabemos, por ejemplo, que actualmente sólo el 32,4% de los municipios catalanes tienen centros o albergues temporales y que sólo el 20,4% habilita recursos de manera puntual.

Con esta estrategia se deberían definir las actuaciones a realizar para combatir el sinhogarismo, saber si se deben reformular recursos o crear nuevos, impulsar la vivienda social y el modelo Housing First, etc. El gobierno de la Generalitat que resulte después del 21 de diciembre debería aprobar, dotar de recursos y garantizar su aplicación.

Más información:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *