“Los recursos y servicios tienen que ser más proactivos y responder a las necesidades de las personas sin hogar”


Maria Assumpció Vilà es la Síndica de Greuges de Barcelona y ha aportado su visión y sus conocimientos en el documento La vulnerabilidad de las personas que viven en la calle a Barcelona. En esta entrevista habla sobre la violencia y riesgos de vivir en la calle y sobre qué uso hacen las personas sin hogar de los servicios de la ciudad.

En el censo de personas sin hogar realizado por Arrels el pasado mes de mayo en Barcelona, un 37% de las personas entrevistadas afirmaron haber sido víctimas de agresiones físicas y/o verbales y un 12% confirmaron haber sido forzadas a hacer alguna cosa en contra de su voluntad. También un 47% de las personas señalaron no haber sido atendidas por algún trabajador social o similar y sólo un 14,3% aseguró haber utilizado las urgencias sociales.  Sobre los riesgos de vivir en la calle y el uso de servicios sociales por parte de personas sin hogar hemos hablado con la Sindica de Greuges de Barcelona Maria Assumpció Vilà.

El 37% de las personas que viven en la calle afirma haber sido víctima de agresiones. ¿Qué valoración haces de esta cifra del censo?

Los datos del censo en cuanto a la violencia que padecen las personas sin hogar son alarmantemente altas y muy preocupantes, indican que estas personas están más expuestas a ser víctimas de aporofobia. Es importante conocerlos y que se hagan públicos para sensibilizar a la población y a los gobernantes.

¿Crees que la violencia hacia las personas sin hogar es una de las más invisibles?

La violencia que se ejerce en el ámbito doméstico y escolar es a menudo también poco visible, pero hay una fuerte conciencia social al respecto. En cambio, en el caso de las personas sin hogar no es así, son casos poco conocidos, tanto por tratarse de un colectivo excluido socialmente, como por el hecho que se denuncia en pocas ocasiones. Por esto es importante que las entidades que trabajan con personas sin hogar lo notifiquen y lo difundan.

¿Recibís quejas sobre agresiones a personas sin hogar?
De una forma directa no, pero sí que atendemos a personas sin hogar que se dirigen a la Sindicatura por otros motivos y que en sus relatos hablan de agresiones producidas tanto en el espacio público como en el uso de determinados recursos. Además, algunas de ellas hacen referencia con frecuencia a una percepciòn de maltratos institucionales.

¿Por qué crees que las personas sin hogar víctimas de violencia no denuncian?

Los motivos son muy diversos, pero se trata de un colectivo que utiliza poco los servicios públicos y las dependencias policiales o judiciales no son una excepción. A menudo comentan que no creen en un sistema que los ha dejado”fuera” y que por tanto difícilmente podrá protegerlos. En referencia a las personas extranjeras indocumentadas, estas no acostumbran a denunciar debido a su situación administrativa y el miedo que este hecho les genera.

El uso de los servicios de urgencia por parte de las personas sin hogar

El 47% de las personas que viven en la calle confirman no haber sido atendidos por servicios sociales o similares en el último medio año y únicamente un 14% dice haber hecho uso de las urgencias sociales.  ¿Cómo valoras estos datos?

Son unos datos preocupantes y al mismo tiempo desconcertantes, hay que buscar respuestas en la tipología de servicios existentes, puede que no respondan a las necesidades que tienen: se encuentran lejos de sus ubicaciones habituales, cambian a menudo de profesionales, los funcionamientos son excesivamente rígidos… Puede que los servicios sean demasiado pasivos y esperan que les lleguen las personas, cuando el planteamiento tendría que ser al revés: más proactivo y actuar de oficio.

¿Cómo se podría revertir la situación y hacer que las personas que duermen en la calle en Barcelona conozcan y aprovechen los recursos existentes?

Desde la Sindicatura observamos que en la ciudad hay un volumen muy elevado de personas con una situación ecónomica y social muy frágil y que en cualquier momento pueden acabar durmiendo en la calle. Estas personas a menudo disponen de poco apoyo por parte de la administración, cuando justamente tendría que ser un colectivo prioritario y se tendría que incidir en la prevención para evitar que pasen a vivir en la calle. En este sentido, la falta de un parque de viviendas públicas adaptadas al perfil de cada persona es un problema pendiente de resolver.

Por otra parte, para aquellas personas que ya están en la calle habría que mejorar tanto la cantidad como la calidad de los recursos existentes. Se tendrían que habilitar recursos con una dimensión más humana en cuanto a plazas en albergues y comedores, a la normativa, la proximidad  y el tipo de trato por parte de los profesionales, con más tiempo disponible para cada persona.

Es importante, positivo e indispensable que existan recursos que vayan a buscar a las personas al territorio, pero siempre que se garantice una constancia y continuidad por parte de profesionales para poder generar un vínculo de confianza y un contexto que posibilite la ayuda.

Por otra parte, ¿crees que el hecho de que en Barcelona 941 personas duerman en la calle y que muchas otras padezcan una situación vulnerable hace que la ciudad también sea en cierto modo vulnerable?

El artículo 1 de la Carta de Ciudadanía, carta de hechos y deberes de Barcelona, dice que esta es una ciudad de convivencia que se fonamenta en la responsabilidad, la pluralidad, la diversidad, la tolerancia y el respeto de los derechos humanos y la promoción de las condiciones para la libre y llena realización de la persona. El hecho de que casi 1.000 personas estén viviendo en la calle en Barcelona nos informa sobre el esfuerzo que hay que seguir haciendo, desde las administraciones, las entidades, y toda la ciudadanía, para poder ser esta ciudad plural que respeta los derechos humanos y promueve la realización personal.  Si no se consigue la reducción significativa y progresiva de esta cifra nos encontraríamos claramente delante del fracaso del modelo de intervención de esta situación.

Más información:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *