Además de atender a las personas sin hogar, la misión de Arrels recoge muy claramente dos pilares más: sensibilizar a la ciudadanía y denunciar situaciones injustas y aportar propuestas. Por eso hacemos campañas y acciones de sensibilización, nos coordinamos con otros actores y hablamos con los políticos, entre otros. En el encuentro general de la entidad que hemos celebrado estos días hemos hablado de cómo hacemos incidencia social y política y de qué elementos no podemos olvidar.

Desde que Arrels se creó en el año 1987, la atención directa a las personas sin hogar se ha complementado con acciones de sensibilización ciudadana y de denuncia. Se trata de nuestros tres pilares básicos para transformar la realidad de las personas sin hogar a corto, medio y largo plazo. Estos días, aprovechando el encuentro general de Arrels que reúne a personas que viven o que han vivido en la calle, voluntarios y trabajadores, hemos hablado sobre qué significa hacer incidencia política y social.

¿Cómo hacemos incidencia social y política?

  • Campañas de sensibilización. Para intentar transformar la problemática de las personas sin hogar, necesitamos que la ciudadanía la conozca. Este es el objetivo de las campañas de sensibilización que hacemos desde Arrels. Yo también soy Barcelona, que lanzamos en verano, es un ejemplo.
  • Acciones. A finales de mayo de este 2016, salimos durante tres noches por las calles de Barcelona para encuestar a personas que dormían al raso y obtener más información sobre su situación. Unos días antes, y bajo el paraguas de la Red de Atención a Personas Sin Hogar, participamos en un recuento nocturno para saber cuántas personas duermen en la calle en la ciudad. Las dos acciones sirvieron para movilizar a la ciudadanía y aportar información útil para dimensionar la realidad de las personas sin hogar y saber si las políticas y los recursos se ajustan a sus necesidades.
  • Trabajo en red. Así como nos coordinamos con otras entidades y servicios sociales de Barcelona para atender mejor a las personas, a nivel local y catalán también participamos en redes y plataformas que denuncian y sensibilizan, como la Red de Atención a Personas Sin Hogar, la federación de Entidades Catalanas de Acción Social (ECAS) y la Mesa de Entidades del Tercer Sector. Desde hace unos años, además, participamos más intensamente en redes europeas, como Feantsa y la campaña europea para acabar con el sinhogarismo de calle, que promueven acciones como los censos de personas sin hogar y el modelo de atención Housing First.
  • Incidencia política. Hacer posible que nadie tenga que vivir en la calle sólo será realidad con la complicidad de los gobiernos. Por eso desde Arrels nos reunimos con los diferentes actores políticos, hacemos propuestas, trabajamos con las administraciones e intentamos visibilizar la voz de las propias personas sin hogar con acciones como la del #votoinvisible, que organizamos hace unos meses.
  • Informes y estudios. Esta es una vía que hemos empezado a trabajar recientemente en Arrels y que queremos desarrollar. En estos momentos, por ejemplo, estamos recogiendo los resultados del censo de personas sin hogar que hicimos a finales de mayo, y estamos documentando las diferencias entre vivir en un piso compartido o individual a través del testimonio de las propias personas. En 2016 también hemos entrevistado a la ciudadanía de Barcelona para saber su percepción sobre las personas sin hogar.
  • Prensa. Los medios de comunicación son otra vía importante para sensibilizar a la ciudadanía. El año pasado, por ejemplo, recogimos cerca de 250 noticias sobre la acción de Arrels y la realidad de las personas sin hogar.

¿Qué aspectos no deberíamos olvidar?

En el encuentro general de Arrels de este año hemos dedicado una parte a debatir sobre la forma como hacemos incidencia política y social y compartir las opiniones de las personas sin hogar, voluntarias y trabajadoras que formamos la entidad. Recogemos algunas de las ideas que han surgido:

  • Debemos ser honestos con nuestra misión, que habla de atender a las personas, sensibilizar y denunciar, buscando el equilibrio entre estos tres pilares y generando acciones que transformen y mejoren la situación de las personas sin hogar.
  • Es importante mantener un diálogo fluido con las instituciones públicas, aunque debemos asumir el riesgo de que el trabajo de incidencia política pueda significar menos apoyo económico por parte de las administraciones.
  • Debemos actuar conjuntamente con otras entidades, siempre que sea posible. Es necesario seguir participando en redes locales, nacionales e internacionales, y en acciones como los recuentos y los censos de personas sin hogar.
  • Por orden, es importante priorizar la sensibilización ciudadana, incrementar la financiación privada para poder ser más independientes económicamente y realizar incidencia política.
  • Necesitamos empoderar al voluntariado de Arrels para que se convierta en un actor clave en la sensibilización y denuncia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *