#StopThisPhoto, una acción en Instagram para reivindicar que vivir en la calle vulnera derechos

Acció Stop This Photo a la platja

¿Os cansa ver siempre las mismas fotos veraniegas? A nosotros también. Por eso no dejamos de repetir que 1.200 personas viven en la calle en Barcelona y que estas imágenes deberían cambiar. Iniciamos una acción reivindicativa en Instagram que pone sobre la mesa los derechos que las personas sin hogar tienen vulnerados.

En Barcelona, unas 1.200 personas viven en la calle y ver a una persona durmiendo sobre un cartón o en un cajero, duchándose en la playa o lavando la ropa en una fuente pública es algo tan habitual que pasa desapercibido.

Tener que vivir en la calle, sin embargo, no es normal; ni en invierno ni el resto del año. Desde Arrels, queremos aprovechar que durante el verano las redes sociales y especialmente Instagram se llenan de imágenes sobre las vacaciones, la playa, los momentos con la familia y de descanso o los viajes que hacemos para visibilizar también la realidad de las personas sin hogar.

Unos pies en un cajero, una persona con sus bolsas frente a la estación de tren, una persona en la playa con un cartón para dormir pero que, a primera vista, parece una tabla de surf, una bebida en una terraza… Dos personas que viven en la calle y que conocemos se han querido fotografiar simulando las imágenes más típicas de Instagram pero llevándolas al día a día de las personas sin hogar.

Todas estas fotografías quieren explicar que en verano las personas que viven en la calle siguen existiendo y que tienen muchos derechos vulnerados. Destacamos diez:

  • El derecho a la intimidad, porque vivir en la calle significa para la persona estar expuesta y a la vista de todos.
  • El derecho a descansar, porque estás en estado de alerta y duermes con un ojo abierto y otro cerrado, con las luces y los ruidos de la ciudad.
  • El derecho a la movilidad, porque la mayoría de las personas que viven en la calle no pueden utilizar el transporte público y tienen que caminar mucho para ir de un recurso a otro, haga frío o mucho calor. Cuando vives en la calle, te mueves por necesidad, no para hacer turismo.
  • El derecho a la ciudad y a disfrutar de los espacios y de los recursos sociales y culturales que existen, porque las casi 1.200 personas que viven en la calle en Barcelona también son vecinas de la ciudad.
  • El derecho al espacio público, porque la ordenanza de civismo de Barcelona prohíbe dormir en la calle y sanciona prácticas como hacer ruido, lavarse en una fuente, orinar, etc. Cuando no tienes un hogar y no hay recursos públicos suficientes, se hace difícil cumplir todo esto.
  • El derecho a la higiene, ya que no hay suficientes recursos de lavandería y servicios higiénicos para cambiarse de ropa y ducharse, y algunos cierran en verano. En Barcelona, además, si te lavas en una fuente o en la ducha de la playa o lavas la ropa y usas jabón, te pueden sancionar.
  • El derecho a la salud, porque vivir en la calle deteriora la salud y acorta en 20 años la vida de la persona. Vivir en la calle significa, por ejemplo, tener que caminar mucho y tener los pies muy castigados; también ir menos al médico y, los meses de verano, estar expuesto a sufrir insolaciones y quemaduras.
  • El derecho a la integridad física, ya que cuando vives en la calle estás desprotegido y más expuesto a sufrir agresiones. Según el censo de personas que duermen en la calle en Barcelona, el 38% de las personas dice haber sufrido agresiones.
  • El derecho a la propiedad privada, a que la persona pueda guardar en un lugar seguro y de manera estable sus pertenencias y su documentación. Actualmente, en Barcelona no hay consignas públicas para personas sin hogar.
  • El derecho a la vivienda, porque en Barcelona el porcentaje de vivienda pública y social no llega al 2% y tampoco hay vivienda específica para personas sin hogar. Actualmente, los albergues y centros públicos y privados facilitan alojamiento a unas 2.100 personas sin hogar pero no hay más plazas que sean una alternativa a las 1.200 personas que siguen viviendo en la calle.

Más información:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *