Las fachadas de la Filmoteca, ​​de la Sala Apolo, de las Cotxeres de Sants o de la Universidad Pompeu Fabra son algunas de las localizaciones que acogen estos días en Barcelona la intervención artística #Visibles, que retrata con murales a trece personas que han vivido en la calle y con las que tenemos vínculo desde Arrels. La iniciativa es obra de Arrels con la colaboración de Teo Vázquez, artista de arte urbano.

Con esta propuesta queremos dar visibilidad a las personas sin hogar y hacer reflexionar a la ciudadanía desde la calle, el espacio donde viven estas personas, desde una vertiente artística urbana, directa y sin filtros. La localización de cada uno de los retratos de las personas protagonistas de la campaña no es casual: están ubicados en los muros de los edificios donde solían dormir y llevan asociado un código QR desde el que cualquier persona puede conocer algo más de su historia.

“Me gusta la idea de dar visibilidad a las personas que viven en la calle y hacerles un homenaje”, dice Teo Vázquez, que ha compartido todo el proceso creativo con las personas que ha retratado. “Ha sido una experiencia magnífica conocer a estas personas y sus historias; aprender que cuando no tienes casa las paredes de la calle son invisibles y todo el mundo te puede ver, que cuando la gente pasa por tu lado te mira desde arriba. Con estos murales en distintas fachadas esto cambia y la persona que antes dormía en la calle ahora mira desde arriba”, relata.

 

Historias de vida gigantes

“Nunca nadie me había hecho un homenaje así. Me hace mucha ilusión”, dice Jaume, protagonista junto a su perra Laika de la fotografía que está expuesta en la calle Cardenal Casañas. Jaume y Laika dormían en un parking cuando los conocimos desde Arrels y actualmente están alojados en un piso de alquiler social.

Las historias de vida de Jaume y de las demás personas que ha retratado Vázquez son singulares y muy simbólicas. Son las historias de quien ha tenido que luchar contra un obstáculo importante: la naturalización de que haya personas durmiendo en la calle. “Yo era invisible, como un fantasma, pero ahora todo el mundo me saluda”, dice Juan, otra de las personas protagonistas de la campaña. Romper esta invisibilidad es clave para transformar percepciones y trabajar sobre el estigma que rodea el hecho de dormir en la calle. La intencionalidad de hacer visibles a estas personas y sus historias es también el motivo que da nombre al proyecto.

Son trece las historias de vida que contamos y que son tan grandes como las imágenes que las enmarcan. Nos recuerdan que debemos romper prejuicios y entender que nadie elige no tener casa, que ninguna persona debería dormir en la calle. Trece historias que representan a las de las más de 1.100 personas que viven actualmente en la calle en la ciudad de Barcelona.

¿Quieres saber más acerca del proyecto y ver las fotografías? ¡Mira los detalles del proyecto #Visibles aquí!

¡Conoce el proyecto #Visibles!

 

¿Qué puedes hacer tú?

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *