Durante 2017, desde Arrels hemos atendido a 1.912 personas, una cifra similar a la del año anterior y que significa un 50% más si lo comparamos con hace cinco años. También ha aumentado el número de personas que hacen uso de los servicios básicos que ofrecemos. La principal dificultad que nos hemos encontrado es conseguir vivienda estable y asequible para que más personas puedan dejar de dormir en la calle.

Los datos son aún provisionales pero ya podemos adelantar las más destacadas y la tendencia en los últimos años. Hacia el mes de marzo publicaremos las definitivas con la memoria anual.

En el último año, Arrels ha atendido a 1.912 personas sin hogar de varias maneras: visitándolas en la calle, ofreciendo servicios de ducha y para dejar sus pertenencias, acompañándolas al médico, garantizando el alojamiento estable, etc. A 675 de todas estas personas las hemos atendido por primera vez.

La cifra de 1.912 personas es muy similar a la de las personas atendidas en 2016 pero significa un 50% más que hace cinco años.

En 2017, los equipos de calle de Arrels han visitado a más de 400 personas que viven al raso en Barcelona y por el centro abierto de la entidad -donde las personas pueden resguardarse y hacer uso de servicios básicos- han pasado 1.569 personas. Esto significa medio centenar de personas más que en 2016 y un 73% más que hace cinco años.

Los servicios básicos de ducha y de ropero han sido útiles para 628 personas y 911 personas, respectivamente, y durante casi todo el año el servicio de consigna ha estado al límite de su capacidad, un hecho significativo porque en Barcelona no existe ningún servicio público similar.

Por otro lado, y según datos recogidos durante los últimos 6 meses del año, desde Arrels también hemos escuchado, asesorado y orientado hacia otros recursos de la ciudad a un total de 572 personas sin hogar que han venido buscando apoyo a nuestro centro y a las que no hemos podido atender por falta de recursos.

Dificultades para encontrar vivienda estable

El objetivo de Arrels es conseguir que ninguna persona tenga que dormir en la calle en Barcelona y, para ello, es imprescindible contar con vivienda asequible y estable para la persona. El aumento de los precios de la vivienda en Barcelona, ​​sin embargo, ha dificultado poder acceder a nuevos pisos. Cuando empezó el año 2017, gestionábamos 76 viviendas y, al finalizar el año, gestionamos 77.

Se trata de una tendencia que vivimos desde hace tiempo y que nos inquieta. Hace dos años, la preocupación era encontrar vivienda a precio asequible porque los precios habían aumentado y en 2017 no hemos podido incrementar el número de hogares para personas que no tienen. Este 2018, además, se terminan algunos contratos de pisos que gestionamos y sufrimos la incertidumbre de no saber si los contratos de alquiler se renovarán o si subirán de precio.

De momento, en 2017 hemos garantizado el alojamiento a 248 personas, la mayoría en pisos individuales y compartidos pero también en la residencia Llar Pere Barnés -que acoge a personas que han vivido en la calle y que tienen una salud muy frágil- y habitaciones de alquiler. En este sentido, y para adaptarse a las necesidades de las personas que no encuentran cabida en este tipo de recursos, a principios de 2017 abrimos el Piso Zero, un espacio más pequeño y de proximidad en el que las personas pueden acceder con todas sus pertenencias.

Desde Arrels, creemos que esta nueva modalidad de alojamiento puede ser una herramienta útil y aplicable a los diferentes barrios de Barcelona para ofrecer a corto y medio plazo espacios seguros para las 1.026 personas que cada noche pernoctan al raso, mientras se trabaja para conseguir vivienda asequible.

5 avisos al día por parte de la ciudadanía

La problemática del sinhogarismo ha aumentado en los últimos años. Además de las 1.026 personas que cada día duermen en las calles de Barcelona, ​​2.006 más lo hacen en recursos públicos y privados que existen en la ciudad y más de 400 viven en asentamientos irregulares.

En este sentido, a lo largo de 2017 ciudadanos de Barcelona y otros municipios han contactado con nosotros preocupados por la situación de personas que duermen en la calle. De media, y teniendo en cuenta los diferentes canales de contacto, hemos recibido 5 avisos diarios por parte de la ciudadanía.

En total, hemos recogido más de 2.000 avisos, la mayoría a través de la APP #ArrelsLocalitzador, seguido de la página web de Arrels, nuestras redes sociales y por teléfono.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *