Esta postal no es un pesebre de Navidad; es una acción de sensibilización protagonizada por personas que viven o han vivido en las calles de Barcelona. Aunque la Navidad ha terminado, el invierno continua. Hay que mirar más allá del termómetro y apostar para que todas las personas tengan derecho a una vivienda asequible, ¿colaboras?

En Barcelona, ​​1.200 personas viven en la calle. Cada día del año se exponen a problemas de salud, miedos, agresiones y a la vulneración reiterada de derechos. Ahora, la Navidad se va pero el invierno se queda y el frío se suma como uno de los riesgos para las personas. “Cuando la temperatura baja de 0ºC, hay un peligro de riesgo vital porque te puedes morir”, explica Daniel Roca, médico de familia en el centro de atención primaria Raval Sur y el CAS Baluard.

Cada año, cuando la temperatura baja hasta los 5ºC, el Ayuntamiento de Barcelona activa la Operación Frío y habilita 75 plazas nocturnas. Cuando la temperatura alcanza los 0ºC, se activa la fase de alerta y se abren plazas adicionales. Este año serán 325 plazas, esto significa acoger sólo a un tercio de las personas que viven en la calle.

Mireia, Cornelius, Davide, Anna Maria y Jaume saben muy bien qué es dormir al raso y protagonizan la acción #LHivernEsQueda para sensibilizar sobre la problemática de vivir en la calle. Desde Arrels no nos cansamos de repetir que vivir en la calle es peligroso todos los días del año y ofrecer albergues temporales para los meses más fríos no resuelve la problemática. Hay que mirar más allá del termómetro y buscar soluciones definitivas al sinhogarismo apostando por la prevención y para que todas las personas tengan derecho a una vivienda asequible.

Un invierno sin #nadiedurmiendoenlacalle, ¡colabora!

La cifra de personas que atendemos en Arrels no para de crecer y los retos cada vez son más grandes porque el número de personas que viven en la calle en Barcelona aumenta y es muy difícil encontrar vivienda a precio asequible. “La situación está lejos de mejorar. Las administraciones siguen sin hacer los deberes y, de momento, no hay ningún cambio desde los gobiernos que nos haga pensar que la situación no irá a peor “, afirma el director de Arrels, Ferran Busquets.

Necesitamos apoyo para seguir proporcionando alojamiento digno y estable que permita a las personas recuperar su autonomía y confianza. Aunque la Navidad se va, el mejor regalo es un invierno sin #nadiedurmiendoenlacalle. ¿Colaboras?

Esta postal está protagonizada por personas que viven o han vivido en la calle y ha sido posible gracias a la colaboración de la agencia c14torce y la productora BLUR.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *